Anita Roddick

Abundancia Social

Anita siempre fue una apasionada de la inclusión. Hippona de los años 70, abrazaba la naturaleza y la libertad.

Fue maestra porque le encantaban los cuentos, escuchados y contados.

Con dos hijas la economía no le cerraba y se puso a vender productos de baño envueltos en historias.

Le fue bien. Muy bien.

Tan bien que, de pronto, era empresaria, millonaria…sin querer

A fuerza de lo que sí quiso querer, armó la primera empresa con responsabilidad social, ecológica y comunitaria.

Buscó las comunidades más olvidadas del mundo y tejió con ellas lazos de comercio justo y reciprocidad.

Si todo lo que hago es vender champú , que c… estoy haciendo?, dice Anita.

Mirate en este espejo de contadora irreverente. Te la presento, Anita Roddick, Abundancia Social.