Había una vez una casa.

Una casa de cuento.

En la casa había una bruja.

Y en la bruja habían historias y recetas,

Conjuros y talismanes.

Magias de tierra y de aire que acarician por dentro.

Un día, la bruja abrió la ventana

 para que vapores perfumados 

volaran por ahí.

Esta es la Ventana de la

Casa de la Bruja.

Ana Cejas