Vidrieras, anuncios banderines...

Vidrieras, anuncios banderines...

parece que todo empieza y termina en Alicia hoy, 4 de julio de 2015.

Estamos todos locos aquí

Estamos todos locos aquí

...y el viento los amontona. Yo me pasé el día vestida de Alicia, por suerte, no fui la única.

Laberintos de rosa

Laberintos de rosa

Siguiendo los pasos de un conejo escurridizo a la entrada del jardín botánico de Oxford.

Museo del cuento en Oxford

Museo del cuento en Oxford

Vestidos con tortas...

Hongos y huecos en los árboles

Hongos y huecos en los árboles

¿querrá Alice brindar por su cumpleaños con uno de estos manjares?

De fiesta

De fiesta

Toda la isla se engalanó para celebrar. Acá una vidriera de Glastonbury que refleja mi lunar estado de ánimo viajero.

Un té?

Un té?

Delicioso...Mezclas especiales para la ocasión, tacitas, teteras...en York.

Cara a cara...150 años

Cara a cara...150 años

La ocasión hace al ladrón. No me iba a perder el festejo de la centuria y media...

150 años no se cumplen todos los días.  Una isla entera vestida de fiesta para celebrar el 4 de julio, un día que un profesor de matemática de la Universidad de Oxford se subió a un bote con tres niñas.  El viaje iba a ser largo y les contó un cuento.  Así nació Alicia en el mundo de abajo, que luego fue el país de las maravillas pero nunca dejó de tener olor a raíz profunda.

Una historia de mil lecturas.  Una de mis favoritas.  Una ocasión que no me podía perder.  Partí antes de que salga el sol, camino a Oxford, vestida de Alicia.  Como mi disfraz era de algodón, hecho a mano, la gente en la calle no estaba segura de si era un disfraz o alguien muy raro se había escapado, de algún agujero de conejo...

Un encuentro de cuento...mil anécdotas...algunas fotos.