Esta página quiere ser una mano extendida
de amor y sanación.
Estamos en tiempos de una crisis que implica
redefinir la forma de los encuentros en todo el mundo.
Creo que las crisis llaman a extender los brazos.
Día a día, esta página se va a ir haciendo más y más
abundante y generosa,
acortando las distancias a fuerza de pura magia.