York

Tres horas en tren desde Londres hacia el norte,

y esta ciudad contenida entre murallas apareció frente a mis ojos.  

Una pared inmensa, construída primero por los romanos y después en la Edad Media, me dio la bienvenida.  Los patos que caminan en libertad por la calle y cortan el tránsito en los puentes que cruzan el Ouse.

Fue llamada Eboracum, fundada en el año 71 como parte de Britannia. Fue Yorvic, hacia el 700 tomada por los vikingos.  Hoy es York, una cuidad de comida rica y gente simple.

No puedo dejar de sentir las raíces celtas escondidas bajo el yugo del imperio, ni de escuchar las voces vikingas y las tiradas de runas.  

Este es el York que vive en mi...y en las piedras de los muros los árboles añejos que guardan sus secretos.