Henrietta Swan Leavitt

Computadora Cósmica

 Amante de la astronomía, Henrietta trabajo junto a un grupo de mujeres bajo la “tutela”de un catedrático de Harvard cuando las mujeres no podían estudiar ahí.

Metidas en un cuarto Henrietta y sus compañeras observaban fotos del cielo y hacían cálculos matemáticos.

basándose en la luminosidad de algunas estrellas, Henrietta pudo inferir que la forma en que se median las distancias hasta ese momento era incompleta.

en otras palabras, el cielo fue el doble de grande gracias a ella.

hoy la celebramos en toda su luz y en la luz de ser luces para otras estrellas

Henrietta Swan Leavitt.

Por aca tenés más recursos para enamorarte de Henrietta: